¡Una CERVEZA!!

¡ Una CERVEZA !!

La cerveza contiene altos niveles de silicio, que está vinculado con la salud ósea. En un estudio realizado en 2009 en varias universidades, tantos los hombres como las mujeres mayores que tomaban una o dos cervezas al día, tenían una mayor densidad ósea y debido a los beneficios de la cerveza o el vino.

Beneficios de la cerveza.

Durante años, los bebedores de vino han disfrutado de esa bebida sin sentirse culpables, regodeándose en las noticias de que el vino tinto nos puede ayudar a protegernos contra las enfermedades del corazón. Las investigaciones recientes demuestran que la cerveza también puede ser beneficiosa para algunas aflicciones, desde la reducción del riesgo a las fracturas óseas a la protección de la diabetes y el deterioro mental. Incluso un intensivo estudio reciente sugiere que puede aumentar la longevidad.

Sin embargo, la clave para aprovechar los beneficios de la cerveza es la moderación, es decir, sólo una cerveza de 3,55 decilitros por día en el caso de las mujeres y 7,10 decilitros en el caso de los hombres. El consumo excesivo de alcohol puede provocar daños hepáticos, algunos tipos de cáncer y problemas cardíacos. Excederse en el consumo de cerveza también puede hacerte ganar peso, ya que una cerveza normal de 3,55 decilitros contiene 150 calorías, mientras que la cerveza ligera contiene aproximadamente 100.

10 sorprendentes, placenteras y saludables razones para disfrutar del consumo de tu próxima cerveza:

Huesos más fuertes.

La cerveza contiene altos niveles de silicio, que está vinculado con la salud ósea. En un estudio realizado en 2009 en varias universidades, tantos los hombres como las mujeres mayores que tomaban una o dos cervezas al día, tenían una mayor densidad ósea y debido a los beneficios de la cerveza o el vino. Sin embargo, beber más de dos cervezas al día está relacionado con un mayor riesgo de fracturas.

El silicio es el ingrediente por el que se obtiene los mayores beneficios en cuanto a la fortaleza de los huesos. En un estudio realizado en 2010 de 100 tipos de cerveza de todo el mundo, identificaron a la cerveza inglesa como el brebaje de cerveza más rico en silicio, mientras que las cervezas doradas suaves y las cervezas sin alcohol son las que menos lo contienen.

Un corazón más fuerte.

Los investigadores de la Fondazion Italia di Ricerca e Cura llevaron a cabo un análisis en 2011 de 16 estudios anteriores en el que participaron más de 200.000 personas. Gracias a este estudio descubrieron que las personas que bebían medio litro de cerveza al día tenían un 31 por ciento menos de riesgo de contraer enfermedades cardíacas, mientras que este mismo riesgo aumentaba en los consumidores de mayores cantidades de alcohol, ya sea cerveza, vino o licores.

Más de 100 estudios también demuestran que el consumo moderado disminuye el riego de ataques cardíacos y de muerte por enfermedad cardiovascular entre un 25 y un 40 por ciento, según informó la Universidad de Harvard. Una o dos cervezas al día puede nos ayudar a aumentar los niveles de HDL, el colesterol “bueno” que ayuda a las arterias a mantenerse destaponadas.

Mantener los riñones sanos.

Un estudio realizado en Finlandia que destacó a la cerveza entre otras bebidas alcohólicas, se descubrió que los hombres que bebían una botella de cerveza diaria redujeron el riesgo a desarrollar piedras en los riñones en un 40 por ciento. Una de las teorías existentes es que el contenido en cada cerveza de agua es muy alto. Esto ayuda a mantener los riñones en funcionamiento, ya que el riesgo de desarrollar piedras en el riñón aumenta por la deshidratación.

También es posible que el lúpulo de la cerveza ayude a frenar la lixiviación del calcio de los huesos. Este calcio “perdido” podría terminar también en los riñones en forma de piedras.

Mejorar la salud del cerebro.

Dicen los investigadores que una cerveza al día puede ayudar a mantener la enfermedad de Alzheimer y otras demencias a raya.

Un estudio realizado en el 2005 de seguimiento de la salud de 11.000 mujeres mayores mostraron que las bebedoras moderadas de cerveza (las que consumían una sola cerveza al día) redujeron su riesgo de deterioro mental en hasta un 20 por ciento, en comparación con las no bebedoras. Además, las mujeres que habían bebido una cerveza diaria fueron calificadas en las pruebas de habilidades mentales como que eran aproximadamente unos 18 meses “más jóvenes” (en una media), en comparación con las mujeres no bebedoras.

Reducción de los riesgos de cáncer.

Un estudio portugués descubrió que la carne marinada en cerveza elimina casi el 70 por ciento de los carcinógenos, llamados aminas heterocíclicas (HCA) que se producen cuando la carne se fríe. Los investigadores teorizaron que los azúcares de la cerveza ayudan a bloquear la formación de HCA.

Los científicos también descubrieron que la cerveza y el vino contienen aproximadamente los mismos niveles de antioxidantes, pero los antioxidantes encontrados no son los mismos, ya que los flavonoides en el lúpulo y en las uvas son diferentes.

Aumenta los niveles vitamínicos.

Un estudio holandés, realizado en el TNO Nutrition and Food Research Institute, descubrió que los bebedores de cerveza que participaron tenían los niveles de vitamina B6 en la sangre un 30 por ciento más altos que los participantes no bebedores y el doble que los bebedores de vino. La cerveza también contiene vitamina B12 y ácido fólico.

Protección contra accidentes cerebrovasculares.

Los investigadores de la Escuela de Harvard de Salud Pública descubrieron que cantidades moderadas de alcohol, incluyendo de cerveza, ayudan a prevenir los coágulos de sangre que bloquean el flujo de sangre que va al corazón, al cuello y al cerebro. Estos coágulos de sangre son los causantes de los derrames isquémicos y son el tipo más común.

Reducción del riesgo de diabetes.

Un estudio realizado en el 2011 por la Universidad de Harvard a unos 38.000 hombres de mediana edad sirvió para esclarecer que los participantes que sólo bebían de vez en cuando aumentaron su consumo de alcohol a una o dos cervezas u otras bebidas al día, su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 se vio reducido en un 25 por ciento. Los investigadores no encontraron más beneficios para en el consumo de más de dos bebidas. Los investigadores afirmaron que el alcohol aumenta la sensibilidad a la insulina, ayudando así a protegernos contra la diabetes.

Presión arterial baja.

El vino es bueno para el corazón, pero la cerveza puede ser aún mejor: Un estudio realizado en Harvard en 70.000 mujeres de 25 a 40 años considera que las bebedoras moderadas de cerveza tenían menos probabilidades de desarrollar una presión arterial alta que las mujeres que bebían vino u otros licores. La presión arterial alta es un factor de riesgo para los ataques al corazón.

Alarga la vida.

En una revisión del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) en 2005 de 50 estudios, se informó que los bebedores moderados viven más tiempo. El USDA también estimó que el consumo moderado previene unas 26.000 muertes al año, debido a que hay menores tasas de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y diabetes.

Estos beneficios parecen ser aplicables a otros países, ya que un estudio que se realizó anteriormente informó que, “si los bebedores europeos de cerveza detuvieran su consumo, habría una disminución de la esperanza de vida de dos años y mucha infelicidad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: